Lunes, 27 Marzo 2017

Alcaldia Municipal de Tecoluca - San Vicente

Spanish English French German Italian Portuguese

Historia

Caracterización del Municipio
Ubicación Geográfica


Tecoluca tiene un área de 284 Km2, ubicada una altitud de 0 hasta 2,170 msnm. Su clima es de sabana tropical y la precipitación oscila entre 1700 a 2200 mm. Es uno de los 13 municipios del Departamento de San Vicente en la región paracentral del país.

Tecoluca tiene su origen en una civilización que ocupó parte de las zonas Oriente y paracentral del país entre los años 600 y 900 D.C. Su nombre proviene del Náhuatl y significa “Lugar de los tecolotes”. Era una de las zonas ocupadas por la etnia de Los Nonualcos, cuyos territorios se extendían desde Santa María Ostuma, pasando por Zacatecoluca, hasta llegar al río Lempa. Uno de los acontecimientos más relevante en la zona durante la primera mitad del siglo XIX fue el levantamiento de Los Nonualcos comandados por Anastasio Aquino en 1832, lo que representó una reacción por parte de los pueblos indígenas en un intento por reafirmar sus derechos contra la nueva autoridad de la república (Browning, 1987).
Según Jorge Lardé y Larín, los españoles llegaron a lo que ahora es el municipio de Tecoluca en 1548 y fundaron el pueblo de “Nuestra Señora de la Concepción de Tecoluca”. A partir de 1620 la zona de Tecoluca pasó a estar dentro de la jurisdicción de la ciudad española de San Vicente de Austria y Lorenzana. Fue el gobierno de Pío Romero Bosque el que le otorgó el título de ciudad en 1930.
Algunos petrograbados encontrados en la zona indican preliminarmente que existió una consolidada ocupación del suelo dedicada a la agricultura, principalmente al cultivo de maíz y frijol. A partir de 1940, sobre todo durante el período comprendido entre 1950 y 1965 y posteriormente entre 1970 y 1975, se produjo una importante expansión del cultivo del algodón, convirtiéndose en la siguiente fuerza motora del proceso histórico en Tecoluca. Según Browning (1987) las zonas boscosas y ganaderas de la llanura aluvial que se extiende en los Departamentos de La Paz, San Vicente, Usulutan y San Miguel fueron reemplazadas casi en su totalidad por el monocultivo del algodón. De hecho, en 1971 había 4,281 manzanas cultivadas de algodón en Tecoluca las cuales representaban más del 10% de la superficie total del municipio. La expansión de dicho monocultivo se dio en detrimento del cultivo de cereales (arroz y maíz), de la ganadería y del bosque original.
Como parte importante en la historia de Tecoluca, se encuentra la situación de la tenencia de la tierra. Al respecto, es oportuno destacar dos procesos que la han afectado profundamente, estos son: por un lado, la Reforma Agraria iniciada en 1980, con la que fueron expropiados todos aquellos latifundios de más de 500 manzanas, para su posterior traspaso a cooperativas organizadas entre los colonos de las fincas, y por el otro, el Programa de Transferencia de Tierra - PTT como resultado de los Acuerdos de Paz en 1992. Las propiedades dadas en pro indiviso a los beneficiarios del PTT, aún no han sido parceladas en su totalidad, el proceso continúa realizándose hasta el momento actual. Estos procesos han cambiado totalmente la distribución de la tierra y como resultado de ambos se ha incrementado el número de pequeños propietarios. De acuerdo al Tercer Censo Agropecuario del Programa de Transferencia de Tierra, realizado por el Ministerio de Agricultura y Ganadería, en 1997, en el Municipio de Tecoluca se habían escriturado 9,660 manzanas a un total de 2,544 beneficiarios, con un promedio de 3.8 manzanas para cada uno, esa cantidad de manzanas equivalen al 24% del área total del municipio. Según la Fundación para el Desarrollo Económico-FUNDE, las propiedades de los beneficiarios de la Reforma Agraria suman 3,211 manzanas, igual al 8% del total del área del municipio, entre ambos programas suman el 32% de las tierras del municipio.

Tecoluca no fue ajena a los efectos de la guerra civil en El Salvador, ésta fue la consecuencia directa de la situación de violencia generalizada que existía en el país desde finales de los años setenta. En el municipio de Tecoluca fueron las Fuerzas Populares de Liberación-FPL, las que cobraron mayor protagonismo como organización político-militar, iniciándose una serie de ataques contra puestos militares (Moreno, 2001). Sin embargo, la situación de violencia habría de tener consecuencias más profundas, sobre todo debido al desplazamiento de población. En efecto, a partir de la “Ofensiva Final” de enero de 1981 y del subsiguiente incremento de las operaciones militares, comenzó un proceso de éxodo de muchas comunidades, se estima que en esos años más de 1,500 familias emigraron de sus lugares, por ejemplo, las familias que residían en el cantón El Arco emigraron a Cara Sucia, La familia de los Kativo, Quintanilla, Hernández y otras tantas se desplazaron hacia San Vicente, Zacatecoluca, San Salvador e incluso llegaron hasta los campos de refugiados en Honduras y Nicaragua. Otros, especialmente los hombres más jóvenes, se enlistaron en las fuerzas guerrilleras y otros como Rafael Barahona y Rene Franco, sacerdote y maestro de la escuela Rafaela Suárez respectivamente, quienes se mantuvieron en el proceso de lucha reivindicativa.
De los cantones y caseríos originales de Tecoluca, únicamente Santa Cruz Porrillo y San Nicolás Lempa, ubicados sobre la carretera del Litoral, y el área urbana de Tecoluca subsistieron, aunque con poblaciones muy reducidas (Moreno, 2001). De hecho, Tecoluca pasó a ser un municipio de intensa lucha entre el FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional) y la Fuerza Armada, la cual vio su control reducido a las zonas urbanas de Tecoluca, San Nicolás, Santa Cruz y San Carlos. La existencia de campamentos guerrilleros en El Socorro (noreste del municipio) demuestra la permanencia del FMLN en esta zona.
De una población de 27,000 personas en 1971, Tecoluca pasó a tener menos de 10,000 en 1980. Esto significa una reducción del 62%, de hecho, es hasta 1986
que comienzan a darse los primeros esfuerzos por iniciar un proceso de repoblación. Sin embargo, sería la firma de los Acuerdos de Paz en 1992 la que permitiría que el territorio de Tecoluca, especialmente el Bajo Lempa, fuera repoblado, provocando una de las mayores transformaciones territoriales y sociales en la historia del municipio. Es importante mencionar, que en este proceso lo que nunca se contabilizo como perdida para la población, son todos aquellos bienes (casas, terrenos, animales) que las personas tuvieron que abandonar por el escenario conflictivo y que el gobierno se agencio el derecho sobre esos bienes.
Dos de los puntos claves de los acuerdos de Chapultepec en México, fue el permitir la repatriación de refugiados y la reinserción de excombatientes por medio de la transferencia de tierras. Tecoluca fue uno de los municipios de El Salvador donde dicho proceso fue más intenso, ya que el Bajo Lempa fue designado zona de desmovilización, instalándose en la zona unas 822 familias que representaban más de 3,200 personas, las cuales fueron organizadas en catorce comunidades. Prácticamente la mitad de estas familias fue beneficiaria del Programa de Transferencia de Tierras (PTT), recibiendo parcelas de cuatro manzanas en promedio, distribuyéndose en total más de 6,200 manzanas (Moreno, 2001). Además, diversas instituciones no gubernamentales y de cooperación internacional han dado desde entonces soporte material, técnico y de gestión a las comunidades de la zona, entre ellas la Fundación CORDES, Comité Cristiano pro Desplazados de El Salvador-CRIPDES, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados-ACNUR y la Cruz Roja Internacional (Moreno, 2001). Hay que subrayar que este proceso de repoblación y transferencia de tierras transformó la estructura de la propiedad agrícola en Tecoluca, particularmente en el Bajo Lempa, donde desapareció el latifundio agro exportador, incluido el cultivo del algodón.
Por otra parte, la situación particular de la población repoblada ha permitido el desarrollo de una importante organización comunitaria y la generación de amplia estructura de participación social, representada por las directivas comunales, asociaciones de mujeres, directivas sectoriales y el Comité de Desarrollo Municipal (CDM). Además, desde las elecciones de 1994 la administración municipal ha pasado a poder ininterrumpidamente del FMLN, que apoyado por los organismos comunitarios ha desarrollado una serie de medidas para estructurar un proceso de desarrollo basado en la participación.
 

 

Redes Sociales

Síguenos a través de las Redes Sociales
 

 

Contactenos

Puede ponerse en contacto con nosotros. Llámenos o escríbanos.

  • Teléfono: PBX (503) 2302 8000

 

 

Dirección y Horario de Atención

1a. Calle Ote. y 1a. Av. Sur, Barrio , Tecoluca, San Vicente.

Lunes a Viernes de 8:00 a.m. a 12:30 p.m. y de 1:30 a 4:20 p.m.